Qué revisamos?


image

¿Qué se controla en la VTV de la provincia de Buenos Aires?

 

    • Alineación de ruedas directrices
    • Luces, bocina, limpiaparabrisas
    • Sistema de frenos

    • Sistema de dirección
    • Parte inferior del vehículo
    • Acondicionamiento interior
    • Control de gases de escape
    • Elementos de identificación (documentación, patente y grabado)
    • Silenciador
    • Suspensión



image

OCTUBRE

Auditor Interno FSSC 22000 v5

Mas informacion
image

OCTUBRE

Gestión de Riesgo ISO 31001:2018

Mas informacion
image

NOVIEMBRE

Auditor Líder ISO 9001:2015 (Acreditador por IRCA)

Mas informacion
image

NOVIEMBRE

Auditor Interno ISO 14001:2015

Mas informacion

Nuestras soluciones formativas han sido desarrolladas por expertos en cada una de las materias para ayudar a las empresas y a los empleados a mejorar sus competencias y habilidades personales, factores clave en el desarrollo empresarial sostenible y la ventaja frente a la competencia.

VER MAS CURSOS

image

METODOLOGIAS Y SECUENCIAS DE LAS VERIFICACIONES MINIMAS A REALIZAR:

ALINEACIÓN DE RUEDAS DIRECTRICES:
Esta verificación consiste en la comprobación de la alineación del eje delantero al vehículo. Para ello pasa por una placa alineadora que señala la convergencia de las ruedas directrices.

LUCES, BOCINA, LIMPIAPARABRISAS:
Con la ayuda del comprobador de luces se verifica la alineación, tanto horizontal como vertical, de las luces de largo y corto alcance, así como la intensidad e inclinación del haz luminoso. Se comprueba igualmente, el correcto funcionamiento de las restantes indicaciones luminosas (luces de posición, de freno, luz de marcha atrás, antinieblas e intermitentes, etc.) Se comprobará el funcionamiento de la bocina y que el nivel de sonido se encuadre en las reglamentaciones del Municipio de radicación respecto al control de ruidos. Se comprobará el correcto accionamiento de las velocidades y mecanismos de los limpiaparabrisas y estado de las escobillas.

COMPROBACIÓN DEL SISTEMA DE FRENOS:
Se verifica el estado de los frenos de ambos ejes del vehículo con la ayuda de un frenómetro de rodillos. Primeramente el tren delantero se sitúa sobre dichos rodillos, que empiezan a girar. El vehículo comienza a frenar y el sistema calibrará el esfuerzo de frenado que se opone al giro. La operación se repite para el eje trasero, comprobándose también que las fuerzas de frenado entre ruedas de un mismo eje no difieran entre si más de un 30%.

MECANISMO DE DIRECCIÓN:
Para esta verificación se sitúa el vehículo sobre una fosa, donde, con ayuda de placas de detección, se comprueban las posibles holguras en la dirección y todos sus elementos, para determinar eventuales roturas o desgastes. Para ello, dichas placas imprimen a las ruedas directrices del vehículo movimientos alternativos en varios sentidos.

PARTE INFERIOR DEL VEHÍCULO:
Se realiza la verificación visual en la fosa, donde se comprueba la existencia de posibles roturas, deformaciones o corrosión del bastidor y carrocería, así como de los órganos o piezas que puedan afectar la rigidez del conjunto. También se observa el depósito de combustibles y sus canalizaciones y el estado de las conducciones del líquido de frenos, tubo de escape, transmisión, pérdidas de aceite, etc. Por último, se verifica el estado de desgaste de los neumáticos.

ACONDICIONAMIENTO INTERIOR:
Se comprueba el estado interior del vehículo, que incluye el funcionamiento de puertas, ventanillas y sus cierres, anclaje de los asientos y cinturones de seguridad, visibilidad, espejo retrovisor, bocina, apoya cabezas, etc.

CONTROL DE GASES DE ESCAPE:
Se comprueba la emisión de los gases de escape mediante una bomba con medidor de gases tóxicos colocada en el extremo del escape con el vehículo en funcionamiento, a distintos niveles de aceleración. Se deberá adecuar el resultado de la medición a las tablas máximas permitidas para los respectivos Municipios.

IDENTIFICACIÓN DEL VEHICULO:
En la identificación del vehículo se comprueba que su marca, tipo, número de bastidor y matrícula coinciden con los datos que se reseñan en la documentación del mismo. El usuario deberá presentar a la inspección la documentación pertinente.

SILENCIADOR:
Dispuesto el vehículo en la fosa y con el motor en marcha se comprobará si existen fenómenos de corrosión, si el anclaje es el correcto, si hay fuga de gases o modificaciones no reglamentarias. Se comprueba el nivel de ruido producido por el equipo silenciador. Se deberá adecuar el resultado de la medición a las tablas de máximos permitidos para los respectivos Municipios.

SUSPENSIÓN:
Se comprobará el estado general del sistema de suspensión. Se realiza la verificación visual en la fosa, donde se comprueba la existencia de posibles roturas, deforma­ciones o corrosión, así como de los órganos o piezas que puedan afectar la rigidez del conjunto.